Exposición actual Galería de Arte Zúccaro / Venta de cuadros / Envíos a todas las provincias de España y al extranjero

Exposición colectiva
 

  desde el 12 de Septiembre

 Cejudo

«Para Cejudo  Nogales el color  es el corazón  de la pintura.  En torno al color organiza  la distribución  del espacio  pictórico  para conseguir tonalidades esenciales, juegos de luz, acordes,  niveles de armonía, matizaciones,  variaciones, masas cromáticas.  Con  el color  y la luz se entrega de lleno a la percepción  visual, preocupándose cada vez más por uno y otra  transformando de distintos modos  la densidad  maté­rica. 

La complejidad  propia  de  estos  planteamientos artísticos coloca  a Cejudo Nogales ante múltiples  posibilidades. Su misma inquietud  le hace introducir una cierta geometrización de estructuras con el deseo de conjugar  las exigencias imprecisas  y  cambiantes  de  la actualidad con la serenidad  de lo clásico. Plantea el motivo y sobre este los espa­cios plásticos. Y en estos, sugerencias,  belleza, expresividad. Para ello sigue profundizando en el equilibrio  de los planos, incidiendo sobre los desafíos que le plantean  por un lado el tratamiento del color  y por otro  las enigmáticas  alteraciones  de la luz».

Fernando  Ponce

 

 

«Sus escenas con  personajes femeninos  tienen  un punto  de sensuali­dad erótica  que predispone  precisamente  por su referente literario. Hay algo más, y es el perfil psicológico de las situaciones,  con un cier­to contenido conmovedor. Las figuras femeninas tienen una íntima melancolía que las hace especialmente sugestivas con un propósito de relato. Y es curioso,  la sensualidad  de la pincelada, suelta  y sensorial, hace que sus motivos todos ellos concebidos  con una ambientalidad atmosférica,  en la que predomina  el contraluz, resulten sentimentales y sugestivos por su especial espacio de sensorial  atmósfera  impresio­nista». 

Antonio Gascó

 

 «Podemos  hablar en su pintura  de momentos  de abandono íntimo, de sentir  el goce  la vida, compartiendo el silencio  como  autor.  Es un sabio  creador  que  ha logrado  entroncar   perfectamente  unos  fondos muy trabajados  y estructurados con reciedumbre,  con gran gracilidad implícita  de sus mujeres. Tema este que nace de una pincelada  pausa­da, generosa en materia con una gama cromática  que refleja un opti­mismo  viral. Inteligente  en la concepción  y  hábil en recursos, Cejudo Nogales,  se desenvuelve en una acertada  proporción que le aleja de poses, y afectamientos, sencillo  y directo en su lenguaje, este hombre  nos permite esa lectura directa, que hacen que el placer estético sea todo  un privi­legio. Comprometido consigo mismo, surge esa pintura  tierna, erudi­ta, pero ante  todo esencialmente  limpia  y libre».

 Mercedes Hernández

Bosque

  Sus obras desprenden poesía pictórica enmarcada en una pretendida influencia barroca que busca esencialmente el efecto y el tratamiento de la luz.

Mediterráneo.

  Consigue ahora Bosque algo dificilísimo como es el que su pintura este situada en una línea atrevida de vanguardia y que al propio tiempo conserve todas las virtudes que adornaron, en cuanto a belleza, el realismo pictórico tradicional.

  Bosque es un superdotado para la creación artística, dueño de un dibujo poderoso, trata la luz con precisión congénita y sabe “per natura” de bellísimas armonizaciones con un valiente tratamiento de la materia.

Antonio Cobos. Decano de la Crítica de Arte Española.

Urgeell

P.D.

"Hay personas que, debido a una capacidad de trabajo sumamente prolífica y genio a raudales, sobrepasan el ámbito de lo que podríamos llamar plausible y alcanzan las cotas de lo inaudito. No conozco muchas, pero una de ellas es sin duda Urgeell. Su nueva co­lección me sorprende en cuanto al paisaje pirenaico se cierra sobre sí mismo, fundiéndose en una alfombra ardiente casi surrealista, casi abstracta, rescatada en ocasiones por una figura cotidiana. A partir de aquí en época azul parece invadir la paleta del artista como en las rías de Vigo, donde nuevas figuras cotidianas toman el protagonismo cual modelos artísticas. Quebrándose, torciéndose, agachándose. Rompiéndose una y otra vez en ritmos corporales que sólo cubren nuevamente las alfombras ardientes de la tierra cultivada y los tejados de las villas. La Costa Brava me evoca paisajes de mi niñez, de caminos de ronda al borde del Gran Azul. De senderos escarpados en la roca viva, soleados. Una imagen de paz. Paz latente entre vivos ritmos...

 Raúl Landeras  Alfonso, historiador  y crítico de arte.

 ... Lo que queda claro es que en los cuadros de Urgeell se produce la celebración de la vida en sus circunstancias más cotidianas, utilizando cromatismos puros y restallantes en una paleta con presencia insistente del rojo de la pasión, el amarillo de la amistad y verdes, naranjas y azules, aparte de recrear en cada composición un mundo fantástico que en la disposición de los distintos elementos alcanzan características escénicas, porque estas pin­turas parecen cuadros de una representación teatral...

 Carlos García-Osuna, Director de la revista "Tendencias del mercado del Arte" Crítico de Arte: "El Cultural" de El Mundo - "El Economista'' - "la Vanguardia''

Solà

"Respetuoso con el paisaje al que sirve, Josep M. Solà, pretende representarlo de la misma manera que lo observa. Otros, ejercen su legitimo derecho  de interpretar, seleccionar y ofrecer las visiones particulares de los parajes que atraen sus sensibilidades. Poseen la habilidad y la voluntad de hacérselos suyos, pero el artista del que ahora hablamos se entrega al paisaje que quiere representar. Su anhelo es fundirse en cada paisaje y poder así expresar desde su inte­rior las sensaciones producidas por esos escenarios de belleza. Su trabajo es observar los detalles, pero nunca pararse en meras apariencias sino que, incansablemente, busca sus razones interiores."

Josep M. Cadena

Crítico de arte "El Periódico de Catalunya"

Un maestro del paisaje

No oculto el buen sabor de boca, la admiración y la simpatía que siento por la obra pictórica del artista catalán Josep M. Soló, un notable representante de la escuela paisajística olotense del que hasta hace poco tiempo apenas tenía co­nocimiento. El estudio de su obra, su contemplación, me ha permitido descubrir a un joven maestro del paisaje catalán poseedor de un estilo peculiar y una sensibilidad poco común.

 La visión de sus obras me retrotrae a la memoria a los paisajes de los grandes maestros catalanes de finales del siglo XX que vieron en la contemplación  del paisaje y de las gentes de su terruño la inspiración de sus temas. Como ellos, este joven artista se introduce en la naturaleza íntima que le rodea, tan familiar y conocida por él para componer sus paisajes.

Josep M. Solà, en efecto, se siente retraído por un paisajismo raigal, que conoce muy bien, y que oscila entre la secuela de un realismo barbizonista y la de un impresionismo mediterráneo, y de ello sabe conjugar elementos con sensible habilidad válida para la plasmación de unos rincones amables o unas panorámicas de campos jugosamente interpretados. Pero donde verdaderamente alcanza su maestría pictórica, a mi parecer, es en esos formidables celajes y ambientes de luces, sombras y claroscuros que provocan las variaciones horarias y estacionales.

Para conseguir ese alto grado de fidelidad ambiental recurre a una técnica realista, en la que apenas están presentes los toques impresionistas de pincelada larga y espontánea. Sí, en cambio, una pincelada  justa y un dibujo preciso. Con ello consigue recrear el agua sobre un fondo de montañas nevadas, construcciones rurales, trochas, puentes, masías, pueblos, árboles frutales y pinos que dejan a través de sus ramas filtrar los rayos del sol, emanando de sí la belleza de­cadente de las viejas y bucólicas visiones románticas que trasladan a tiempos pasados, a momentos entrañables y a recuerdos que sólo permanecen en nuestra memoria  y que no volverán.

A pesar de este regusto por el pasado, su pintura permanece  fresca, actual y joven, atractiva para el espectador. que se contagia de la alegría, de la sensualidad y la hermosura del paisaje. Sensible a la percepción de la naturaleza que le envuelve, atento a su aspecto lírico, recrea con sabiduría un entorno propio, familiar, que es agradable. No es sensibilidad pompieril manifestada más o menos gratuitamente, sino pintura ágil, fresca y rotunda a un tiempo. En este sentido tiene la obra de este joven artista un interés específicamente pictórico.

Sus composiciones nos revelan un verdadero pintor del siglo XXI a contrapelo de modas y movimientos postmodernos, que posee una gran personalidad, sensibilidad y dominio de una cocina pictórica que lo acreditan como  uno de los grandes representantes de la escuela catalana, y en particular la olotina. Pese a su juventud, sigue afianzándose en el panorama  artístico español con paisajes de cuño tradicional que deben ser considerados entre los más notables del arte figurativo español que en esta entrada del tercer milenio está necesitando de muchos artistas de su talento, inteli­gencia y sensibilidad.

 

Francisco Agramunt Lacruz

Doctor en Historia del Arte De la Asociación Internacional de Críticos del Arte.

Académico de las Reales Academias de las Bellas Artes de San Carlos de Valencia y de Córdoba.

Vidal Tosas

.... La pintora es  como  Azorín  en  su  literatura pero  en  territorio  pictórico. Una novelista de  momentos, de sensaciones, de actitudes, de instantes.. en  los que  por el gesto  de sus  personajes, fluye  del  lienzo  una actitud de  melancolía, de silencio cómplice, de evocación íntima. Es curioso  ese  referente sentimental, casi  por igual se obtiene en las escenas con personajes como el de los bodegones  que tienen alma  propia.  Sin olvidar sus marinas, con azorados oleajes, en las que exalta los postulados del viento  hechos  atmósfera .

 

1976  Realiza estudios de interiorismo en la  Escuela de Artes y Oficios. Realiza cursos de pintura con los pintores: Badia Camps, Rafael Cortiella,Gloria Muñoz y Regina Gimenez.

 ÚLTIMAS EXPOSICIONES

1989  Seleccionada en el XXXI Premio Joven de la Sala Parés de Barcelona.

Finalista en el Concurso de Pintura Premio Valentí. 

1990  Participa en el XX Salón de Otoño de Pintura  en Sagunto.

Seleccionada en elConcurso  de Pintura Premio Valentí.

Seleccionada en la XX Edición de Premios de Arte Vila de Palamós.

Seleccionada en el VII Concurso de Pintura Miquel Casablanca.

1991 Seleccionada y finalista en el V Concurso Bienalde Pintura Joven Anquin's de Reus. Seleccionada en la XXI Edición de Premios de Arte Vila de Palamós.

IndividualSala de Arte Putxet de Barcelona. 

1992  Finalista Concurso de Pintura Premio Valentí.

1993  Seleccionada en el VI Concurso Bienal de Pintura  Joven Anquin's de Reus. IndividualSala Tramontán de Palamós. IndividualSala de Arte Valentí. Exposición en el XVI Salón de Invierno  de la Sala Braulio de Castellón.

1994  Colectiva Sala de Arte Putxet de Barcelona. Colectiva  Sala Tramontán de Barcelona. Seleccionada Concurso de Pintura Premio Valentí. 

1995  IndividualSala  Braulio de Castellón. Participa en la IV Feria de Arte de

Santander. Mención honorífica  Concurso de Pintura Premio Valentí.

1996  Individual Galería de Arte Zúccaro de Madrid.

Colectiva  Galería Pórticus de Málaga. IndividualSala  de Arte Valentí. Participa en la V Feria de Arte de Santander.

IndividualGalería Pórticus de Málaga.

1997  IndividualSala  Braulio de Castellón.

Participa en Artexpo 97 de Barcelona. Colectiva Galerías San Vicente de Valencia.

Colectiva  Sala Gaudí de Barcelona.

1998  Galería Rafael, Valladolid.

Participa en Artexpo 98 de Barcelona. Participa en lnterarte, Valencia, con la Sala Braulio de Castellón.

1999  IndividualSala  de Arte Bernesga, León.

Colectiva  Sala Kokochka, lrún. Participa en Artexpo 99, Barcelona. Colectiva   "Homenaje a Picaso" Sala Galería  Beaskoa, Barcelona.

2000  Participa en Artexpo 2000, Barcelona.

Individual Galería Nova, Sabadell. IndividualGalería Zúccaro, Madrid. Participa en la Feria Holland Art Fair, Utrech.

Participa en Artexpo  2000.

2001  Individual Sala Braulio dCastellón.

Participa en lnterarte, Valencia con la Sala Braulio.

Participa en la Feria de Arte de Madrid con la Galería Beaskoa.

2002  Galería Rafael, Valladolid.

Participa en Artexpo  2002, Barcelona.

2003  Individual Sala Kokochka, Irán.

IndividualGalería Zúccaro, Madrid. IndividualSala  Braulio de Castellón.

2004 Colectiva Galería Alcinas, Avilés.

Colectiva  Sala de Arte Marga Prada. Colectiva  Galeria Puchol.

Colectiva"  homenaje  a Dalí "Galería Beaskoa.

IndividualTrae;: d'Art Sabadell (Barcelona).

2005  Colectiva  Sala Braulio Castellón.

Seleccionada Concurso Premio de Pintura  Valentí.

Colectiva en Sala Arnau de Barcelona.

2006  Individual Galería Punt D'Art   (Girona).

IndividualGalería José Lorenzo (Santiago de Compostela).

Colectiva Galería Puchol (Valencia). Colectiva Sala Artnau (Barcelona).

2007 Individual Sala Braulio  (Castellón).

Colectiva Galería RaquelRecio (Victoria). Colectiva Galería Trae;: D'Art (Palamós). Colectiva  Galería Puchol (Valencia).

 Obras en colecciones:

  • Banc de Sabadell

Obras en:

-España

-Portugal

-Japón

-E.E.U.U.

Santos Marugán

Las acuarelas de Santos Marugán, no son flor de un día, porque rebosan de valores pictóricos intemporales. Y son exponentes de poderío expresivo: y consecuentemente, también de variedad temática. Sin embargo el arte de este acuarelista culmina en los cartones con jardines y en las aguadas magrebianas. En estas pone, además, un toque de gracia, de estirpe "fortunyniana".

En suma; una muestra de acuarelísimo  purísimo y fuera de serie.

Antonio Cobos.

Decano de la Crítica de arte de Española.